Scroll horizontally to view all products, by López de Heredia!

Click over a product to get more information.
A second click to open the product page.

López de Heredia by PrivateCeller.com

Bodegas R. López de Heredia Viña Tondonia: Brand.
PLEASE NOTE: Our team is currently working on the translation of this information. You can check all these details in your language during the coming days. For additional and accurate information, please refer to the original version of this content. Our team provides this information and details in Español language. In case of doubt, misunderstanding or misreading about the content of this information you should refer to the original version of this page or contact our customer service team.
Español [ ES ]
La historia.

Si hay una bodega que encarne el concepto del clasicismo más puro en Rioja es sin duda R. López de Heredia Viña Tondonia. Una bodega única en el mundo, con un modo de elaborar sin parangón e impermeable a las modas. Para empezar, R. López de Heredia Viña Tondonia es una firma 100% familiar, dirigida por cuatro sucesivas generaciones de la familia López Heredia, desde que en 1877 Rafael López de Heredia la fundara en Haro, siendo la más antigua de este municipio reconocido como la capital de La Rioja Alta y corazón del vino riojano. Ahí se mantienen con unas impresionantes instalaciones que recuerdan a las catedrales, y sus singulares naves subterráneas donde duermen durante años esos vinos finos y longevos que encarnan al clásico rioja, con un perfil absolutamente diferenciado. Esta bodega es la más antigua de Haro y una de las tres primeras de La Rioja. Allá por el año 1877, y como fruto de las inquietudes creadas a mediados de siglo por la llegada de los negociantes vinateros franceses, venidos a La Rioja para solucionar los problemas causados por la filoxera en sus viñedos, fue cuando Don Rafael López de Heredia y Landeta, profundo conocedor y buen alumno de estos profesionales, decide seguir sus pasos y comienza a planificar y construir lo que hoy es la bodega. Tan sabia y meticulosamente, que esta especie de catedral del vino, al igual que las auténticas, se encuentra todavía inacabada y quizás proviene de ese espíritu aún latente del fundador la sensación que se respira, al pisar sus naves, de haber viajado retrocediendo en el tiempo. Entre 1913 y 1914, Don Rafael López de Heredia y Landeta, a la par que iba cimentando sus instalaciones industriales, llevó a cabo la plantación "Viña Tondonia", dando origen al producto más conocido de la bodega. Viña Tondonia es un hermoso viñedo de más de 100 hectáreas, situado a la margen derecha del río Ebro, donde se cultivan las viníferas más típicamente riojanas. López de Heredia posee además otros tres viñedos, enclavados igualmente en la zona alta de la Rioja, denominados "Viña Cubillo", "Viña Bosconia" y "Viña Zaconia".

La dirección de la bodega.

Actualmente, los tres hermanos López Heredia Montoya, María José, Mercedes y Julio, están al frente de esta casa que se mantiene fiel, con pequeños ajustes, a su filosofía originaria. Se autodefinen como viticultores: El abastecimiento de la uva procede de sus propios viñedos, adquiridos todos por su bisabuelo, y en los que apuestan por métodos naturales y la mínima intervención; y sobre todo, como artesanos en la elaboración: fermentaciones en tinos de madera (en lugar de inox), trasiegos manuales y larguísimos periodos de crianza en barrica y botella que superan con creces las establecidas por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja. Otro ejemplo distintivo del mantenimiento de la tradición en esta casa es que cuenta con su propio taller de tonelería, siendo la única bodega española que hoy día construye artesanalmente todas sus barricas.

Bodega.

En la mítica ciudad de Haro, capital de La Rioja Alta, tal vez donde mejor se produce la extraordinaria suma de coincidencias entre la bondad del clima y severidad de la tierra, se encuentran las bodegas López de Heredia, las más antiguas de Haro y unas de las tres primeras de La Rioja. La estratégica situación de sus viñedos, la calidad excepcional de las plantaciones, así como de las variedades empleadas, tienen su complemento imprescindible en una magnífica bodega, cuyo proceso de creación fue similar a la plantación de los viñedos, lentamente, con el máximo cariño.
Cuando se penetra en el laberinto de las bodegas, construidas con recios sillares que se asientan sobre roca horadada por doquier, en formación de calados y naves subterráneas, impresiona la solidez y grandiosidad de un conjunto tectónico que ha merecido la denominación de "Catedral del Vino". Hoy, estas instalaciones constituyen un modelo. Bodegas López de Heredia Viña Tondonia, S.A. se asientan sobre una superficie total de 53.076 metros cuadrados, de los que 19.718 se hallan en la actualidad edificados, correspondiendo 3.433, 41 metros cuadrados a la bodega subterránea, con calados de hasta 200 metros de largo, a más de 10 metros de profundidad, perforados en el corazón de un colosal bloque de piedra arenisca, a cuyos lados se prolongan hileras interminables de barricas, 12.900 barricas bordelesas se guardan en sus entrañas. Mención singular merecen las 72 tinas de madera de roble, de las más diversas procedencias: Cantabro, bosnio, norteamericano, etc, construidas en capacidades que van desde los 60, 100, 200, 480 y hasta 640 hectolitros, que son las de mayor capacidad. La madera de roble juega un importante papel en esta casa, ya que tanto las fermentaciones como la crianza de sus vinos se hacen en estos envases por procedimientos completamente naturales y totalmente artesanos. Como en la obra de las catedrales, la edificación completa no termina nunca, sino que progresa con las sucesivas generaciones que dejan la impronta de su trabajo y de su esfuerzo.

La bodega, arquitectónicamente hablando.

Así, el esfuerzo de los López de Heredia, a partir del enorme impulso del fundador, ha dejado sus huellas en estas criptas que se conocen como "Bodega Vieja", "Bodega Nueva", "Bisiesta", "Dolorosa", "Bodega de las Reservas", "El Caladillo", "El Frontón", "El Cementerio" y "El Calado". Así pues, toda la bodega posee el encanto de las antiguas catacumbas, acompañado siempre por el sabor del viejo roble. Además, posee un semblante arquitectónico del edificio residencial, sobre la bodega, es notablemente caprichoso, inspirado en volúmenes que recuerdan las casas de los pueblos franceses de Aquitania, pero acrecentados por la torre-mirador que fuerza la escala del conjunto. Precisamente, esa torre ha caracterizado las instalaciones de López de Heredia desde su fundación y se ha convertido en un símbolo difundido en las etiquetas de sus botellas por todo el mundo.Por otra parte, esta torre obedece a una doble intención de su fundador: Destacar a gran distancia por los rótulos de la firma, y servir de observatorio para contemplar los viñedos de la comarca y las contingencias meteorológicas. A este mirador se le confirió un gracioso nombre euskaro: "Txori Toki", casita de pájaros.

Viñedos.

Los viñedos ocupan una extensión total de 170 hectáreas, con una producción media anual de unos 800.000 kilos de uva, que se destinan a la elaboración de los vinos de la más alta calidad. La estratégica situación de los mismos, la calidad excepcional de las plantaciones, así como de las variedades empleadas, tienen su complemento imprescindible en una magnífica bodega, cuyo proceso de creación fue similar a la plantación de los viñedos, lentamente, con el máximo cariño. Hoy en día, estas instalaciones constituyen un modelo. Bodegas R. López de Heredia Viña Tondonia se asientan sobre una superficie total de 53.076 metros cuadrados, de los que 19.718 se hallan edificados, correspondiendo 3.433 metros cuadrados a la bodega subterránea, con calados de hasta 200 metros de largo, a una profundidad de más de 10 metros, perforados en el corazón de un colosal bloque de piedra arenisca, a cuyos lados se prolongan hileras interminables de barricas, 12.900 barricas bordelesas se guardan en sus entrañas. El cuidado de los viñedos de Viña Tondonia, la escrupulosa selección de la uva, la crianza en bordelesas de roble, en el seno de sus profundas galerías subterráneas y el posterior envejecimiento en botellas, dan lugar a estos vinos dotados de la gran delicadeza de matices que componen su excepcional "bouquet".

Dos palabras: Selección y amor.

Dos palabras que se convirtieron en la Biblia de sus vinos, máxima que R. López de Heredia Viña Tondonia ha estado y está predicando durante más de un siglo. Más de cien años en los que, a través de cuatro generaciones y pese a las continuas y tentadoras ofertas de multinacionales, empresas éstas que absorben todo tipo de negocios, R. López de Heredia Viña Tondonia sigue siendo una bodega unifamiliar en la que las cuatro generaciones que la han dirigido, han proseguido la filosofía y las máximas laborales y sociales implantadas por su fundador hace más de 143 años.

Product Selection by PrivateCeller.com

Options
Contact
Checkout